CUERDA

Martes 15 de Octubre · 20:30h

cuerda-clamores_L

El perfecto hombre no es un atlas de anatomía. Es uno de esos maniquíes con las tripas al aire que teníamos en clase. Si le sacas un órgano no se desmorona, sino que se queda el hueco. No es un disco perfecto sino una cosa muchísimo mejor, una pieza de artesanía que Cuerda ha trabajado en casa lo justo para llevarla al estudio y hacerla crecer del revés: grabando primero voces y guitarras y transfundiendo luego la sangre y el latido que cada operación precisaba.

Las canciones de El perfecto hombre tienen ese tacto de carne viva que hace que uno las toque con un poquito de aprensión al principio, como queriendo no hacer daño porque cualquier roce escuece. Pero después se escuchan una y otra vez con el placer culpable de quien se toca las pupas o se arranca los padrastros y no deja que las heridas cierren. Paco y Toñi defienden la espina dorsal con voces virtuosas y delicadas y dan verdad a unas letras que se abren en canal. La novedad sin embargo es que en esta entrega se hacen todavía más grandes con una sección rítmica como hemos oído pocas. Los bajos de MIGUEL A. GASCÓN y sobre todo la percusión de GABO, son un acierto que no solo encaja en la propuesta de Cuerda, sino que le da una profundidad nueva en un feliz accidente que solo músicos grandes propician. Se dice que GABO y Cuerda no se conocían y ni siquiera se habían escuchado antes de entrar en el estudio y que la conexión ha sido tan fuerte que se incorpora como batería titular a la inminente gira.

El primer verso de LOS AMANTES dice “Yo soy el amante/ el que te invita a tocar” y esa invitación, esa declaración de amor determina toda la relación de Cuerda con su público: Nos ofrece “hacerlo de nuevo” en la donostiarra “Salvajes”, nos acecha tras el riff (punki sin exagerar) de “la fortuna del cazador” y nos pide que cuidemos de él acariciándonos mientras resuenan arreglos de trompa de LUISMI. Quién podría negarse.

Cuerda -el perfecto hombre- Nos dio muerte hoy con ese disco exquisito y pequeño en sentido grande, que como dice en «un baile negro» se ha zurcido a nuestra piel.



https://www.instagram.com/cuerdamusica/

https://www.facebook.com/cuerdamusica/